Albondigas De Bonito De La Abuela

¿cómo conseguir que las albóndigas queden mucho más jugosas cuándo se organizan para un celíaco? “La miga de pan si gluten no tiene la textura de la glutenera la mojes en lo que la mojes. Entonces aparte y simplemente porque nos gusta, muchas veces agrego a la mezcla de carne aceitunas o pepinillos picados. Calentamos algo de aceite de oliva en una sartén y los pochamos a fuego suave durante unos diez minutos.

albondigas de bonito de la abuela

En este momento toca el cocinar con mimo, lo cocinamos a fuego retardado durante unos diez minutos. Una vez llevada a cabo la mezcla de carne y también elementos, debemos dejar que todos y cada uno de los elementos se asienten. El reposo es sugerido para que los huevos y la miga de pan empapada en leche hagan su trabajo. Pese a gustarme bastante aquel plato, no me había animado a elaborar las albóndigas en salsa al estilo de mi abuela hasta hace bien poco. Me gusta tanto presenciar y evaluar noticias en la cocina que a veces me olvido de recetas habituales, como esta. No obstante, el día de hoy hago hueco a la cocina de siempre en este espacio y os animo a que nosotros hagáis lo mismo en vuestras casas.

Con esta receta logramos un plato vistoso y lleno de sabor. En cuanto al acompañamiento lo dejo a vuestra imaginación; con patatas, con pasta, con arroz, con ensalada, sea como sea van a estar riquísimas. Calentamos abundante aceite en una sartén y freimos las albóndigas durante un par de minutos.

Receta De Albóndigas En Salsa Al Estilo De Mi Abuela

Las retiramos a otro plato y repetimos la operación tantas veces como sea preciso hasta acabar con la carne. Pasado este tiempo retiramos del fuego, dejamos reposar un tanto. Mientras está descansando freímos unas patatas para acompañar las albóndigas. También puedes seleccionar acompañar las albóndigas con arroz blanco, puré de patatas casero o incluso con espaguetis.

El reposo es sugerido para que los huevos y la miga de pan empapada en leche hagan su trabajo. Una receta clásico y simple, perfecto para que los pequeños comiencen a gozar del pescado. Con esta receta conseguimos un plato vistoso y lleno de gusto. En lo que se refiere al acompañamiento lo dejo a vuestra imaginación; con patatas, con pasta, con arroz, con ensalada, sea como sea van a estar muy ricas.

Piscolabis De Salmón Marinado, Aguacate Y Mango

Dejamos que la salsa espese y se cueza durante unos minutos antes de regar con ella las albóndigas que tenemos en la otra olla. Colocamos la cazuela al fuego y cocemos a fuego muy suave, con la tapadera puesta, a lo largo de 20 minutos antes de ser útil. A continuación, cubrimos la base de un plato con harina. Tomamos pequeñas proporciones de la carne adobada y las boleamos sutilmente, depositándolas después sobre la harina.

albondigas de bonito de la abuela

Pese a agradarme mucho aquel plato, no me había animado a elaborar las albóndigas en salsa al estilo de mi abuela hasta hace bien poco. Me agrada tanto presenciar y probar novedades en la cocina que a veces me olvido de recetas tradicionales, como esta. Sin embargo, hoy hago hueco a la cocina de siempre en este espacio y les animo a que nosotros hagáis lo mismo en vuestras viviendas. Pica finamente la cebolla y los ajos y póchalos en una olla con un chorro de aceite. En el momento en que empiecen a dorarse, añade los tomates troceados, una migaja de sal y el azúcar y mezcla.

Pasos De La Receta

Una vez lista la olla con toda la salsa, vamos a ir poniendo una a una las albóndigas en ella y lo cocinamos todo junto durante unos 20 minutos a fuego lento. Como no había picado la carne en demasía, el huevo es buen elemento para unirla. Más allá de que es verdad que es un plato bastante costoso, no es de colosal complicación. En el momento en que comiencen a dorarse, añade los tomates troceados, una migaja de sal y el azúcar y mezcla. Tapa y cocina a fuego vivo a lo largo de 25 minutos exactamente. Se pone a calentar una sartén con aceite suficiente y se van dorando.

Albóndigas De La Abuela En Salsa

Quisiese realizar las albondigas, pero mi duda es si el bonito está crudo, al entremezclarlo con el jamón, ¿no sabe a crudo?. Espolvoreamos algo de perejil fresco picado y las contamos listas. Guarda mi nombre, mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. Sería genial tenerlas de fondo de congelador .

Una de esas comidas que triunfan en el instante en que eres pequeño y que le solicitas a tu madre día sí y día además. Estareceta de albóndigas a la olla o en salsa es la que me enseño mi abuela Lucrecia, que está tal cuál, sin variaciones, es perfecta de esta manera. Una vez llevada a cabo la mezcla de carne e elementos, debemos dejar que todos los elementos se asienten. El reposo es sugerido para que los huevos y la miga de pan empapada en leche hagan su trabajo.

Solo queremos que se doren por fuera, conque las retiramos en seguida y las pasamos a una olla amplia y extensa. Reservamos hasta el momento en que tengamos lista la salsa. La mezcla de las albóndigas esta vez va sin pan ni leche y también quedaron muy tiernas, aunque si deseas que queden mucho más jugosas tenlo en cuenta cuando hagas la masa.

Es importante cocinar bien la salsa en este punto y que en fuego esté medio prominente para que después la harina no sepa a crudo. Ponemos 3 o 4 cucharadas de aceite en una sartén y vamos dorando las albóndigas y las pasamos a una fuente. Almacena esta receta para encontrarla mucho más fácilmente cuando la quieras cocinar. Probamos el punto de sal de la salsa, retiramos la guindilla y trituramos. Dejamos a fuego bajito mientras seguimos con las albóndigas.