Como Hacer Mermelada De Ciruela Casera

En este otro artículo te contamos De qué manera esterilizar los botes para conservas. Las frutas de temporada nos presentan un sinfín de provecho, entre los que destacan su bajo coste y una mejor calidad. Para tomarlas, podemos llevarlo a cabo ingiriendo dos piezas de fruta diarias o incluyéndolas en nuestros postres favoritos.

como hacer mermelada de ciruela casera

En esta receta hemos utilizado ciruelas negras que son más adecuadas para cocer. Pero puedes utilizar ciruelas amarillas que son mucho más ácidas y con más jugo, rojas o verdes más dulces. Pasa la mermelada a frascos de cristal, puedes envasarlos al vacío para llevar a cabo conservas caseras.

Mermelada De Ciruelas

Pero como ya he avanzado, va a depender de los deseos de cada uno de ellos y del tiempo que poseas para invertir en ello. Cuando lo hayas removido bien, tapa la olla y déjala reposar en el frigorífico a lo largo de unas 2 horas. Así, las ciruelas empezaran a absorber el azúcar y dejar caer su jugo.

Enviar comentarioHe leído y acepto la política de privacidadRed Link To Media junta los datos personales solo para empleo de adentro. En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros sin tu autorización. Evidentemente, también puedes preservar mermelada en el congelador.

El primer paso para llevar a cabo mermelada de ciruela para conservar es lavar las ciruelas. Para esto, usa abundante agua y frota con los dedos toda la fruta. Una vez lavadas, ábrelas por la mitad para sacar los huesos y córtalas en trozos pequeños sin pelarlas.

Receta De Mermelada De Ciruela Fácil

Añade unas gotas de jugo de lima y deja cocinar unos 40 minutos quitando ocasionalmente. El paso anterior lo podemos omitir en dependencia de los gustos y de de qué manera queramos la textura de nuestra mermelada. Acercamos la cazuela al fuego y dejamos cocer la mermelada a fuego despacio a lo largo de unas 2 horas. Vamos mezclando la mezcla ocasionalmente a fin de que no se pegue. Pasadas 2 horas y en el momento en que tengamos la textura deseada, apartamos la olla del fuego.

como hacer mermelada de ciruela casera

Si almacenas la mermelada en un envase de cristal, ten cuidado de no llenarlo por completo para evitar que el tarro se rompa durante la congelación. Sigue cocinando la mermelada de ciruela durante 5 minutos mucho más y ve incorporando mientras la estevia despacio. Esta elaboración podrán disfrutarla sin miedo los diabéticos y aquellos que prosigan una dieta especial.

Deja Una Respuesta Anular La Contestación

Para esto hay que cortarlas en el medio y extraer el hueso. Una vez deshuesadas, vamos a ir poniendo todas y cada una de las ciruelas en un bol, que ha de estar sobre una báscula para pesar la fruta. Hay que recordar que la proporción que vamos a usar en un caso así, es de 300 g de azúcar por cada kilo de fruta limpia.

Cuanto mucho más pequeños, mejor se absorberá el azúcar y mucho más rápido se cocinarán. Prepara de forma casera exquisita mermelada de ciruela. Combina de manera perfecta en la rodaja de pan, en postres, helados y rellenos de tartas. La mermelada de ciruelas casera se prepara rápidamente. Haz mermeladas de las ciruelas en el momento en que estén en temporada, y lograras disfrutar del buen sabor de las ciruelas de verano y otoño, a lo largo de todo el año.

Ahora, córtalas por la mitad o en cuatro trozos si son muy enormes. Solo podría demorar un tanto más en alcanzar el punto, pero es cosa de unos minutos más de cocción. Acabo de leer tu consulta, y puedo decirte q’ en nada perjudica q’ coloques menos azúcar. Primeramente enjuagaremos y secaremos bien las ciruelas, eliminando el tallo y las hojas. Ten en cuenta que la ciruela es una fruta muy digestiva y que nos asiste a ir al baño, por lo que es el complemento idóneo para el desayuno.

Elaborar mermelada de ciruela casera es muy sencillo y además, siguiendo esta receta, lograras emplear ciruelas negras, rojas, verdes o amarillas . Explota su mejor instante, el verano, y elabora conservas caseras de esta fruta para gozarla todo el año. Ahora, ponemos toda la fruta, el azúcar y un poquito de agua, en la olla donde hayamos ido a preparar la mermelada. Prendemos el fuego, tapamos la olla y esperamos a que se caliente. El agua la ponemos a fin de que el azúcar no llegue a pegarse en el fondo de la cazuela al principio.