Crema De Calabacín Y Zanahoria

Triturar utilizando una batidora hasta dejar la rigidez deseada. Comprobar el punto de sal y añadir algo de pimienta negra recién molida. Servir con unas rodajas de zanahoria marcadas a la plancha. Sacar del fuego, añadir la leche evaporada y machacar. Añadir las patatas y verter el agua caliente, tapar y dejar cocer 15 min. Si te ha gustado esta receta permíteme tu comentario aquí debajo.

Por otra parte, la fibra que tiene dentro disminuye la absorción intestinal de colesterol y triglicéridos. Su contenido en potasio hace que sea un diurético natural y como consecuencia suprima substancias tóxicas a través de la orina. La vitamina B3 participa en el buen funcionamiento del sistema digestivo. La vitamina E asiste para normalizar las células sanguíneas. Aunque ahora estemos en pleno verano yo no renuncio a mis cremas de verduras que como todos los días en tanto que son una fuente considerable de vitaminas, ricas en fibras y minerales.

El día de hoy preparemos una sopa de calabacín y zanahoria fácil y de gusto despacio, ideal para que los mucho más peques coman verdura sin pensarlo demasiado. Además de esto, transporta un toque de quesito, que le dará un gusto más dulce y sabroso todavía. Ponemos en el vaso las chalotas y el aceite. Programamos 5 segundos, velocidad 5. Programamos 3 minutos, 100º, agilidad 1.

Aprieta Para Poder Ver El “Particular Recetas Para Navidad”

Retira las pepitas y corta el resto del calabacín en cubitos pequeños. Serviremos esta rica crema en cuencos individuales con un poco de nata, iogur o queso fresco batido, al gusto. Sugiero acompañarla de un buen pan o picatostes crocantes, o vuestros tropezones de sopa preferidos. Es muy reconfortante en una comida de otoño o invierno, o a modo de primer plato antes de un pescado al horno o carne a la plancha. La mezcla de calabacín y zanahoria da como resultado una crema muy sabrosa.

Deja las verduras cubiertas a ras. Pelamos, lavamos y cortamos en trozos grandes las zanahorias, los calabacines y la patata. 1- Poner en el vaso la cebolla al lado del aceite. Ponemos a calentar una cazuela con el aceite de oliva. Sí, puedes congelar sin ningún problema una crema de verdura con queso. Revisar que las verduras estén bien tiernas y vigilar el nivel de líquido.

Recetas De Sopas Y Cremas

Transcurridos los 20 minutos añade el queso crema y deja en el fuego durante unos 3 o 4 minutos más quitando con una cuchara para integrar bien el queso. Pela la cebolla, las zanahorias y los ajos. Pica con un cuchillo las tres verduras en pedacitos pequeños. Mientras que se hace (7-8 minutos) pelamos y cortamos los calabacines y las zanahorias.

crema de calabacín y zanahoria

Para contrarrestar el dulzor de la crema de calabaza te aconsejamos la menta fría o el cilantro, … No te lo recomendamos, ya que o las congelas y la crema podrá cambiar su textura y sabor o la tartel… Cortamos la raíz del puerro y la parte más verde y seca. Lavamos con un poquito de agua para retirar los restos de tierra que logren quedar y cortamos el resto del puerro a rodajitas. Claro, si bien a lo mejor debes poner un poco más de agua pues si no te quedará muy densa. Los quesitos seguro que le dan una textura aún mucho más despacio.

Pechugas De Pollo Con Calabacines Y Crema

Abre la tapa y baja los restos de las paredes con asistencia de la espátula. Añade el aceite de oliva en el vaso y sofríe programando 120ºC – 8 minutos – agilidad 1 con la tapa del bocal abierta a fin de que salga el vapor. Subir el fuego, añadir la zanahoria y el calabacín y dar unas vueltas.

Cocina a fuego medio a lo largo de unos 20 minutos aproximadamente hasta el momento en que mires que las verduras están cocidas. 😋 La CREMA o PURÉ DE CALABACÍN es un clásico y acepta toda clase de elementos. Esta vez he añadido zanahoria, que le cambia un tanto el habitual color verde, y manzana que aporta una textura suavísima y un toque de sabor diferente. Aquí tenéis una receta súper sana y muy rápida 🙂 Una sencilla crema de calabacín y zanahorias sin lactosa con picatostes.

Comentarios, Deja El Tuyo

Lavamos el calabacín y cortamos los dos cabos. Con un pelador, pela algunas tiras de piel, dejando una tira de calabacín con piel, seguida de otra sin piel, y de esta forma hasta completar el calabacín. De este modo conseguimos mantener la mayoría de la fibra, el sabor y el color del calabacín se queden en la crema sin llegar a hacerla indigesta por culpa de la piel. Corta el calabacín en cuartos, como harías con una manzana, y corta la una parte de las pepitas en el interior.

Si Lo Deseas Asimismo Puedes Adquir El Robot A Través De Amazon

Para conseguir una crema pastelera espesita, sigue la receta básica -consistente en poner a calenta… ¿Andas mejorando una crema de espárragos y quieres que te quede mucho más fina? En el momento en que terminemos de realizar la crema de calabacin y ahora la vayamos a pasar por el pasapure o la batido… Este sitio emplea Akismet para achicar el contenido publicitario. Aprende de qué forma se procesan los datos de tus comentarios.