Garbanzos Con Bacalao Y Acelgas

Dejamos descansar unos minutos y ya está ya listo para servir. Esta receta integra el tradicional potaje de garbanzos y acelgas con el toque delicioso del bacalao. Es un plato ideal para un día que tengas tiempo y ganas de cocinar un plato muy completo. Poner en Olla exprés los garbanzos con la acelgas lavadas y cortadas en trozos. En el momento en que rompa el hervor, dejar cocer unos minutos.

Añadimos algo de caldo o agua hirviendo y dejamos a fuego medio durante unos 15 minutos. Para elaborar este potaje degarbanzos con bacalao y acelgastenemos que tener los garbanzos cocidos y el bacalao ya desalado. Aunque ambas cosas las venden ahora listas para usar, en la sección de consejos hallarás asimismo cómo hacerlas en el hogar. En una cazuela exprés pondremos a calentar agua calculando como cuatro dedos sobre los garbanzos y en el momento en que esté ardiente le agregamos los garbanzos. Cerramos la cazuela y dejamos unos 15 minutos desde que la cazuela empieza a sonar. Este potaje de garbanzos con acelgas y bacalao es un potaje similar al de Cuaresma en tanto que no lleva carne y sí bacalao.

Potaje De Garbanzos Con Bacalao, Patatas Y Acelgas

Ten presente que el bacalao desalado suele dar un puntito de sal. Calentar y cuando rompa a hervir, bajar el fuego y dejar que realice chup-chup unos diez minutos. Todas y cada una estas operaciones de las acelgas, el refrito y el bacalao lo haremos con la cazuela sin tapar. En el momento en que está terminada la elaboración probamos de qué manera está de sal y si hiciera falta añadiremos a nuestro gusto teniendo cuidado ya que el bacalao siempre tiende a estar salado.

garbanzos con bacalao y acelgas

Por si acaso no fuera poco, tienes estosgarbanzos con merluzaque quedan riquísimos. Tras unos minutos, ponemos el pimentón y añadimos el vino. Removemos y esperamos a que se evapore el alcohol.

Garbanzos Con Bacalao Y Langostinos

Removemos de vez en cuando y agregamos seguidamente el pimiento picado y ámbas rodajas de pan asimismo picadas.

Ser útil el potaje de vigilia ardiente acompañado de huevo duro. Recortar la cebolla los pimientos y los tomates a cuadros, laminar los ajos. Dejamos hervir el guiso unos minutos hasta que veamos que el caldo va cogiendo una textura un poco mucho más trabada y separamos del fuego. Después, en un mortero ponemos la sal y los cominos en grano, machacamos bien y añadimos al guiso.

Si bien la versión más famosa y clásico de esta receta se realiza con espinacas, pueden utilizarse acelgas. Idóneo para cocinar la víspera y gozar al día siguiente ardiente. Indudablemente, una receta simple que, por su intensidad de gusto, se convierte en uno de mis platos preferidos de cuchara. Para hacer el guiso de garbanzos con bacalao y espinacas, saltea un ajo y una cebolla bien picados y en el momento en que se dore, añade un toque de pimentón y una cucharada sopera de tomate frito.

Ingredientes Para Garbanzos Con Acelgas Y Bacalao

Tras ello escurrir el grupo, reservando un tanto del caldo por si acaso es necesario. Para terminar, si eres seguidor de losplatos de cuchara, te recomiendo ofrecer tu voto de confianza al blog con un «me gusta» y compartir en redes sociales este riquísimopotaje de garbanzos con bacalao y acelgas. Calentar 3 cucharadas de AOVE en una olla de barro. Cortar la cebolla y el pimiento en brunoise. Salpimentar y sofreír a fuego medio hasta que la cebolla comience a poner transparente.

Además, con la diferencia de que en lugar de espinacas son acelgas. Te aconsejo que te animes a hacerlo, te va a encantar. Cubrimos con el fumet de pescado y añadimos la hoja de laurel. Una vez empiece a hervir cocinar durante 25 minutos a fuego lento. Recortar las espinacas o acelgas en tiras y también integrar a la cazuela. Combinar bien a fin de que se incluyan con la cebolla y el pimiento.

Añadimos la cucharada chica de pimentón rojo y sofreímos a lo largo de no mucho más de un minuto a fin de que no nos amargue el potaje. Gracias abuela, gracias mamá. Dejar cocer el conjunto, cuando las patatas estén a la medida cocción añadir las acelgas.

Ahora, ponemos la olla al fuego, cerramos la cazuela rápida, en el momento en que suba el testigo de la olla y empieze a silbar y a salir vapor, lo bajamos a fuego medio y lo dejamos 20 a 25 minutos, es dependiente de tu cazuela. He leído tu comentario sobre el potaje de garbanzos con acelgas y bacalao y, por lo que veo, añadiste un poco de vino blanco. Yo siempre y en todo momento estoy abierta a todas y cada una de las recomendaciones. Seguro que estaría muy bueno. Removemos bien y dejamos que cuezan unos diez minutos para, finalmente, añadir el bacalao dejándolo cocer unos 5 minutos. En una sartén con un chorro de aceite de oliva vamos a poner a pochar la cebolla y los dientes de ajo picados.

Para dar textura al caldo, fríe un diente de ajo y una rodaja de pan y májalos en el mortero, agregando un poco de caldo de pescado. Desmenuza y arroja sobre el guiso, dejando que de un último hervor para que la salsa quede bien espesa. Ahora, ponemos nuevamente la cazuela de los garbanzos a fuego medio y echamos las acelgas rehogadas. El guiso de potaje es un plato preparado con legumbres y verduras, como los garbanzos. Pero asimismo se considera un potaje a los platos elaborados con otras legumbres como las judías y las lentejas.