Habas Con Jamon Y Huevo Escalfado

Estas habas esparragadas se preparan con la clásica receta andaluza con la que se sirven muchas verduras además de los espárragos. Si estás intentando encontrar realizar platos sanos y fáciles de realizar, tienes que conocer este potaje de garbanzos y espinacas que nos propone Raquel Carmona. Habitual receta levantina de habas (habituales en enero y febrero cuándo mejor están de gusto y de precio).

Retire de forma cuidadosa con una cuchara ranurada o una cuchara y siga preparando los huevos sobrantes. Cuando estén listos, es el instante de probarlos y añadir sal si es requisito. Verás que no le echo sal en ningún instante pues a veces con poner jamón es bastante. Para finalizar añadimos los huevos y combinamos todo hasta que el huevo esté hecho a nuestro gusto y revuelto con las habas. Si deseas aligerar un poco las calorías reduce la proporción de aceite y utiliza para el majado biscotes torrados en vez del pan frito.

Rehoga las verduras a fuego suave a lo largo de diez minutos. Cuando empiece a hervir, añade las habas y el papel de laurel. Tras añadir el jamón ponemos un poco de vino blanco y cocinamos hasta el momento en que éste se evapore. Es muy habitual acompañar las habas con un huevo frito por encima. Si escoges una opción más rápida, puedes decantarse por un huevo escalfado o poché. Antes de rehogar las habas con el jamón tenemos que cocerlas.

Habas Con Jamón Y Huevo Escalfado Receta Paso A Paso Ilustrado

De forma cuidadosa vamos a ir uniendo el papel film hasta dejarlo cerrado con el huevo dentro. Lo sellaremos con un nudo y lo pondremos en el agua. Para hallar un huevo escalfado no hay que dejarlo más de 4 o 5 minutos en el agua.

Picamos la cebolla y el ajo y los pochamos en una sartén con aceite adjuntado con las habas desgranadas. Cuando empieze a dorar, añadimos el vino blanco y dejamos hervir hasta que se evapore el alcohol y las habas estén agradables. 100 g de habas frescas contienen solo 54 Kcal, por lo que son un alimento con bajo aporte calórico. Las habas frescas son más simples de digerir que las secas, porque sus hidratos de carbono son de simple asimilación.

Justo cuando el agua comienza a hervir, pon el fuego al mínimo e introduce el huevo. Mientras que se hacen las habas, coloca a hervir agua en un cazo con el vinagre. Ponla a rehogar en la cazuela rápida con un poco de aceite. Poner la yema ardiente en el centro de un plato temperado.

Mucho Más Recetas Del Creador/a

Almacena esta receta para encontrarla más fácilmente cuando la quieras cocinar. Habitual receta levantina de habas (habituales en el primer mes del año y febrero cuándo mejor están de sabor y de precio). Es una receta muy sencilla, clásica y deliciosa.

El almacenaje o acceso técnico que es utilizado de forma exclusiva con fines estadísticos. Agregue las habas y las yerbas de su decisión (utilicé algo de tomillo seco y romero), revuelva y agregue el brandy o el jerez. Calentar a fuego prominente y el alcohol se evapora, 2-3 minutos. Es un plato hecho con verdura de temporada, rica en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Coloca una porción en un aro de emplatar o o algo que te logre ser útil como un cilindro sin tapa y crea un tambor de habas con esta exquisita receta. El vinagre que empleamos para escalfar el huevo hace que la clara de éste quede obtenida y no se expanda.

Habas Con Jamón Y Huevo

Es recurrente servir las habas con jamón y huevo, puede ser un huevo frito o un huevo poché, con lo que se transforman en un plato único muy nutritivo. Para esta parte necesitaremos un cazo y papel largo pero antes hay que poner el agua a hervir. Cascaremos el huevo con delicadeza y lo depositaremos en el cazo cubierto de papel largometraje.

Tapar la cazuela y cocer hasta el momento en que las habas estén agradables. Realizar los huevos escalfados, poner en cada cazuelita un huevo y sevir todo muy caliente. Tienen menos calorías que las habas secas, puesto que su contenido mayoritario es el agua y tienen menos hidratos de carbono. Un plato generoso de habas frescas garantiza la mitad de la fibra necesaria para todo el día y una aceptable dosis de folatos, magnesio y potasio. Puedes hacer los huevos aparte para servirlos sin romper la yema sobre el plato de habas con jamón. Qué tal si elaboramos un muy rico plato de habas con jamón y huevo?

Contemplar la clara con los trozos de loncha de jamón de cerdo ibérico, que sudará por efecto del calor del huevo sin hacerse. Y rodear el huevo y el jamón con los 75 gramos de habas brevemente escaldadas. Esta receta puedes efectuarla con huevos escalfados. Una vez peladas las habas, desposeidas de vaina y pellejo, se escaldan en agua hirviendo con sal y un chorretón de aceite durante tres minutos.