Pescado A La Vizcaina

Cortamos el lomo en trozos de ración, de unos 200 g., para hacer más simple el proceso de desalado.

Cuando vemos que el pan está doradito, añadimos los pimientos morrones en tiras y la carne de los pimientos choriceros. Mezclamos, rehogamos unos cuantos minutos y vertemos ahora el tomate triturado o salsa de tomate. Y de nuevo, una guerra entre cocineros. Unos le ponen tomate, otros se niegan a añadirlo, algunos aseguran que galletas y otros en cambio defienden el pan. Ya Don Ángel Muro en El Practicón de 1894 decía que “hay tantas recetas buenas de bacalao como días de vigilia en siete años” y él mismo mostraba dos recetas de bacalao a la vizcaína, una con tomate y otra sin tomate. La salsa vizcaína nos podría ser útil asimismo para regar unas patatas fritas y terminar con un huevo, como base de cualquier coca o pizza o asimismo para acompañar unos trozos de merluza frita o boquerones.

Bacalao A La Vizcaina

Añadimos la carne del pimiento a la sartén, añadimos un buen chorreón de coñac o brandy y removemos bien para mezclar. Corta la miga de pan y también incorpórala a la olla. Añade el vino blanco y el caldo de verduras. Añade la carne de los pimientos choriceros picadita y cocina todo a lo largo de 15 minutos a fuego despacio.

pescado a la vizcaina

Epolvoreados con una mezcla de pan rallado y almendras molidas ( lo de la almendra molida es otro de mis truquitos a fin de que salga más sabroso) y cocinado al horno adjuntado con unas patatas pequeñitas salpimentadas. Recibe un dirección de correo electrónico semanal con las novedosas recetas de rechupete. Usaré pimientos secos y ñoras murcianas.

Elaboración De La Receta De Salsa Vizcaína:

Buenos días, me gustaría entender si el peso del bacalao es en el momento en que está seco o ahora desalado, en este último caso ¿cuánto precisaríamos obtener en seco para que al remojarlo toda la noche alcanzara 800 gr.? Durante el tiempo de desalado, tendremos la fuente con el pescado en el frigorífico, para que tenga una temperatura estable y incesante. Si lo dejamos fuera corremos el riesgo de que padezca modificaciones de temperatura y se estropee.

Integrar entonces el caldo, y dejar cocinar hasta que se reduzca todo realmente bien, unos 45 minutos a fuego suave. Una de las virtudes de la salsa vizcaína tradicional es su versatilidad. Asimismo son muy típicos los caracoles en salsa vizcaína.

Recibe un correo electrónico semanal con las nuevas recetas y sugerencias de rechupete. La salsa de la cazuela estará ya bastante achicada. La pasamos por el pasapuré (no uséis la batidora) y la devolvemos a la olla. Si la queremos mucho más fina pasamos también por un chino.

Bacalao A La Vizcaína

Pude gozar de ella en la casa de unos buenos amigos del País Vasco, con la receta de su madre, que también era de su abuela. Incorporar las cebollas muy picadas junto al puerro y dejar que se poche bien con un poco de sal. Cuando esté bien tierno añadir el tomate y comenzar una cocción muy lenta de unos 60 minutos, hasta hallar una salsa espesa. Hidratar en agua caliente los pimientos choriceros, dejarlos dentro el suficiente tiempo hasta el momento en que se ablanden.

Pela y pica en juliana las cebollas rojas y añade. Esta salsa se sirve tanto en platos de pescado como de carne, siendo entre los mucho más populares el bacalao a la vizcaína. Su carne es como una pasta de un color colorado obscuro intenso, y tiene un sabor muy característico. En algunos lugares de España no es recurrente su uso en la cocina, con lo que va a ser asimismo difícil encontrarlos en las tiendas o mercados. En último caso, podéis emplear las ñoras, un tipo de pimiento seco mucho más frecuente, aunque tiene un gusto más dulce y menos pulpa dentro suyo.

Pero también tenemos la posibilidad de decir que hay tantas recetas diferentes como chefs vascos, que fueron adaptando esta salsa al gusto de los comensales. En una cazuela plana, volcamos una lámina de aceite de oliva virgen plus y sofreímos. Cuando vayan 5 minutos, agregamos el ajo picado bien fino y la rebanada de pan desmigada en pequeños trozos. Nos ayudarán a espesar y ligar la salsa. En el momento en que la cebolla esté tomando color tras unos 20 minutos a fuego lentísimo, continuamos a sacar la carne de los pimientos choriceros, raspando con un cuchillo. No pasa nada si se os cae alguna semilla pues entonces va a desaparecer al triturar la salsa.