Receta De Bacalao Al Horno Gratinado Con Patatas Y Cebolla

Listo el plato, servimos caliente en la mesa, y a gozar de un exquisito bacalao al horno. Por otro lado en una olla ponemos la leche a hervir, en el momento en que llegue a ebullición escaldamos durante cinco minutos los lomos de bacalao en ella. Poner un cazo al fuego con la leche y el bacalao. En comenzar a hervir, dejar cocer a fuego medio bajo unos diez min. Que bacalao tan rico, va a ser que a mi me agrada el bacalao de cualquier manera, y mucho más con patatas y gratinado. Es una receta fácil y exquisita, otra manera de elaborar el bacalao, un plato que sorprenderá seguro a nuestros invitados.

Cortar a dados e ir dejando en los platos. Para finiquitar, solo calor para “gratinar” parte superior, a lo largo de 8-diez min. Picamos las cebollas en juliana, en tiras. No os perdáis el pasito a pasito de la receta de bacalao al horno. Por otro lado en una cazuela ponemos la leche a hervir, en el instante en que llegue a ebullición escaldamos durante cinco minutos los lomos de bacalao en ella.

Este Bacalao Gratinado Al Horno Es Una Receta Muy Saludable Te Explicaré Pues

Me voy a poner las botas con este delicioso plato de pescado. Colocamos la mezcla en una fuente capaz para el horno, y sobre ésta, vamos a poner una capa de bechamel. Del mismo tamaño de la manzana, y para finalizar, el bacalao, al que quitaremos la piel, las espinas y desmenuzaremos.

Colocamos los lomos de bacalao fresco, con la piel hacia abajo. Esta receta consistiría en un habitual segundo plato en el que nos hallaríamos el pescado como fuente de proteína, y a las patatas como fuente de hidratos de carbono. En el momento en que me fui a estudiar a la Facultad comencé a cocinar por una pura cuestión de supervivencia. Hoy, desde la red social Las Marías Cocinillas, me agrada conjuntar y cocinar los alimentos transformándolos en platos con los que disfrutar en familia. Espolvorearemos con el queso rallado y meteremos al horno, previamente precalentado a 200ºC, durante 15 minutos, cuando esté gratinado, sacamos y servimos. Hasta entonces, en una sartén a fuego medio calentamos las otras dos medidas de cuchara de aceite junto con los ajos, hasta el momento en que se hayan dorado sutilmente.

Por su textura, su gusto, su versatilidad en la cocina, y también porque con poca elaboración somos capaces de sacar platos exquisitos. Ya sea bacalao fresco o en salazón, este pescado nos da la posibilidad de comer sano, rico y de rechupete. Este bacalao al horno con patatas y cebolla es muy simple de cocinar.

receta de bacalao al horno gratinado con patatas y cebolla

No tienen que dorarse demasiado, ya que corremos el peligro de que se amarguen. Una vez hecho, echamos un chorrito de vinagre y las escamas de pimentón. Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería.

Recetas Económicas

Retiramos con una espumadera y reservamos. Mezclamos las patatas con la cebolla y el laurel. Las condimentamos con sal y pimienta y le echamos unos cuantos cucharadas de aceite de oliva. Las transferimos a una fuente apta para horno y las metemos en el horno a media altura. Dejamos que se horneen 40 minutos.

receta de bacalao al horno gratinado con patatas y cebolla

La poca proporción de grasa que tiene es además de esto fuente de omega-3, con lo que resulta atrayente a nivel sobre nutrición. Recibe un email semanal con las novedosas recetas de rechupete. Gratinamos durante diez minutos y servimos ardiente. Comenzaremos cortando las patatas en láminas como para tortilla y picando en rodaja finitas las cebollas, tal como picando el ajo. Ponemos en el horno durante treinta minutos o hasta que al pinchar las patatas estas estén agradables. Ubicamos los lomos de bacalao sobre la base de patata y cebolla, añadimos vino blanco y ponemos en el horno 15 minutos mucho más.

Aprende A Cocinar

Las condimentamos con sal y pimienta y le echamos varios medidas de cuchara de aceite de oliva. Una vez contamos listas las patatas, vamos a colocar el bacalao encima de éstas y llevamos de nuevo todo al horno durante diez minutos. El punto especial de cocción del bacalao es cuando el pescado se volvió blanco opaco y se divide en lascas de manera fácil. En esta receta te enseño una alternativa mucho más saludable y considerablemente más sabrosa que enamorará hasta a quienes no acostumbran a gozar del pescado.

Bacalao Gratinado Con Patatas Y Bechamel

Mientras que elaborar el puré siguiendo las instrucciones del fabricante. Seguidamente colamos la leche para un recipiente ya que va a ser la base para la bechamel. Cocemos hasta que espese y se forme una bechamel clásica. Suele ser un pescado realmente bien recibido en recetas por toda la familia, al que además se le tienen la posibilidad de eliminar las espinas y la piel de manera fácil. Más allá de que pudo tener popularidad de contener mucha sal, es porque la salazón se usaba como procedimiento clásico para preservarlo.

En esta ocasión he listo un bacalao gratinado con cebolla y patatas, un plato que se sirve todo de una vez en una fuente de horno por lo que resulta muy práctico. Mezclamos la otra mitad de la bechamel con las yemas batiendo realmente bien y ponemos sobre las patatas con bacalao. Gratinamos bajo el grill a 200º unos diez min., lo justo a fin de que dore la área. Servimos el gratén de bacalao con patatas al momento.

Y, más que nada, un manjar de los que tenemos la posibilidad de dejar terminándose en el horno mientras tomamos el temtempié. Volvemos a ofrecer un toque de pimienta negra, otro de romero , regamos con aceite virgen plus y por último añadimos el vaso de vino blanco. En una fuente extensa , ubicamos una base de patata y seguimos con la cebolla. En el final van a quedar similares a las patatas panaderas al horno a las que les tengo acostumbradas.