Rosquillas De Anís – Eva Arguiñano

El almacenaje o acceso técnico que es empleado de forma exclusiva con objetivos estadísticos. Machacamos los anises en un mortero, y ya molidos los añadimos a la mezcla, echamos la ralladura de los limones y batimos. Añadimos el azúcar, el aceite, la leche y batir de nuevo. Las vamos echando de una en una, con cuidado, al comienzo van a ir al fondo, pero si hay el aceite preciso, enseguida van a subir a la superficie.

rosquillas de anís - eva arguiñano

Las rosquillas de anís son dulces hechos de masa, que se fríen en aceite con forma de rosca. Las rosquillas de anís, son un dulce muy tradicional de nuestra gastronomía, son sencillos de realizar y muy populares en todo el país. Aparte de esto, te dejo la versión con Thermomix, para ahorrarte trabajo.

Preparación De La Masa De Las Rosquillas

Engrasamos un poco la área de trabajo y comenzamos a dar forma a las rosquillas. Ahora mismo con las manos amasamos levemente la mezcla hasta el momento en que logremos una bola de masa homogénea y traje. Según el instante del día, la puedes acompañar con moscatel, anís, café o chocolate. Es un postre nutritivo que aporta proteínas de calidad, azúcares precisos a fin de que tengamos energía, y grasas saludables que nos ayudan a bajar el colesterol. Además contribuye vitaminas, minerales y antioxidantes, necesarios para el buen desempeño el organismo y para que estemos sanos.

Dejamos que reduzca y pasamos todas y cada una de las rosquillas mojando por ambos lados. Esto hará que se forme una costra y que se preserven en buen estado un montón de tiempo. Las ponemos en una bandeja de horno o en la encimera. Pasado un rato las recolocamos a fin de que no se peguen antes que seque el azúcar.

Las rosquillas de anís, son un dulce muy tradicional de nuestra gastronomía, son simples de llevar a cabo y muy populares en todo el país. Se consumen sobre todo a lo largo de la Semana Santa. La masa para nuestra rosquillas de anís ha de ser una masa simple de trabajar si bien a veces dependiendo de la harina y su nivel de absorción esta puede quedar algo mucho más ligera.

Las 9 Comidas Considerablemente Más Veloces Y Fáciles De Preparar

Y formamos las rosquillas haciendo bolas del tamaño de una albóndiga, que vamos dejando sobre la encimera. Además, te dejo la versión con Thermomix, para ahorrarte trabajo. Vas a poder gozar siempre y cuando desees del gusto y textura de estas esponjosas rosquillas de anís.

Se le van arrancando trozos a la masa y se forman cilindros finos con las manos (después ensanchan solos) que se dejan sobre una bandeja sutilmente rebozada de harina. Las rosquillas te servirán como postre, para desayunar o merendar. Si todavía no tienes un robot de cocina, te dejo aquí nuestra guía de compra de los más destacados robots de cocina. La dejamos descansar cubierta en papel largo unos 15 minutos. El reposo ayuda a que la masa se asiente y pierda humedad.

Si bien la herencia árabe en nuestro país es primordial, y lo que llamamos masa frita dulce gana por goleada. En todos y cada localidad, pueblo, aldea hay una receta la cuál se distingue de la otra. Para nosotros hablar de rosquillas es charlar de recuerdos, charlar de tradición.

Recetas Baratas

Joseba Arguiñano ha elaborado las auténticas rosquillas, y en este momento tú también puedes hacerlas en casa. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado tutoriales presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos todavía es mi enorme pasión. En esta web deseo hacer llegar contigo mi experiencia, a fin de que gozes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Poner las rosquillas horneadas sobre una reja, todavía tibias, y pintarlas con el glaseado. Pocas cosas me agradaban más de pequeña que \\\\’asistir\\\\’ a mi madre a hacer rosquillas. Mezcla la harina con la levadura y una migaja de sal.

Se amasa convenientemente hasta hallar una masa que deberá quedar tierna, considerablemente más bien, blandonga. Pasado el tiempo de reposo de la masa, ponemos al fuego una sartén con abundante aceite de girasol y en ella haremos la fritura, van a ser nuestras reconocidas rosquillas. Un truco para aromatizar el aceite es freír 2 tiras largas de cáscara de limón (sin nada de blanco de la fruta, solo la piel) en el aceite a baja temperatura. Las dejamos en el aceite a lo largo de diez minutos a temperatura baja, 2 sobre diez puntos de temperatura de la inducción es suficiente.

Proseguí tu receta y me salieron unas rosquillas muy ricas. No tenía licor de anís conque empleé como indicas jugo de naranja, pero lo que sí tenía eran anises conque eché una cucharadita. Preparamos una bola con la masa y la envolvemos en plástico film transparente, dejamos que repose en el frigorífico unos cuantos horas. Mucho más azúcar mezclada con un poco de canela molida para rebozarlos. Joseba Arguiñano desveló la clave para elaborar adecuadamente la masa de las rosquillas. Echar algo más de azúcar si quedara bastante líquido.