Salsa Aurora Que Lleva

La salsa Soubise es una excelente guarnición para platos de carne de ternera, cerdo o pollo y básicamente consiste en una bechamel a la que se añade un puré de cebolla, que se termina de cocinar en la propia salsa. La salsa Mornay es esencialmente una salsa bechamel completada con queso rallado. Lo habitual es mezclar un queso cremoso tipo Gruyère y queso parmesano en polvo. O sea, primero hacemos una salsa bechamel tradicional y sin grumos y después, cuando la contamos al punto comenzamos a transformarla en salsa Mornay. Mientras tanto, en una cazuela con agua abundante y una cucharada de sal, cocemos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante. Escurrimos la pasta cuando esté al dente y la ponemos en los platos, para cubrirla con la salsa aurora.

salsa aurora que lleva

Por último, y si deseáis, podéis integrar un poco de pimienta negra. Puedes reemplazar la mantequilla por aceite de oliva o mejor utilizar mitad y mitad, de esta forma tendrás lo destacado de cada ingrediente sin la necesidad de modificar la receta. Ahora, añadimos la harina procurando que no caiga sobre las cuchillas. Para transformar en salsa Aurora, agregamos el tomate concentrado y combinamos. De a poco, y con paciencia iremos agregando leche e integrándola con el resto de ingredientes.

La Cocina, Nuestra Obsesión

La salsa aurora es una mezcla de bechamel y tomate, ideal para acompañar diversos tipos de pasta, arroces o platos de pescado y carne. Agregamos a la sartén la harina y removemos formando un roux, que estamos trabajando a lo largo de unos minutos a fin de que la harina no esté cruda. Después, de a poco, vamos incorporando la leche haciendo una salsa bechamel. Cuando la tenemos a nuestro gusto, agregamos la salsa de tomate frito casero y mezclamos para hallar la salsa aurora.

En Flipboard puedes proseguir toda esta época en tecnología y nuestras revistas especializadas sobre móviles, ciencia ficción, seguridad,…

Tres Salsas Tradicionales Basadas En La Bechamel Y En Qué Recetas Utilizarlas

Se trata de la salsa Aurora, la salsa Mornay y la salsa Soubise, tres salsas clásicas que puedes usar con carnes, huevos, pasta, pollo, carnes y pescados. Partiendo de una aceptable salsa bechamel casera, tenemos la posibilidad de llevar a cabo otras salsas derivadas, sosteniendo exactamente la misma textura espesa y logrando otros sabores. Para que logres incorporarlas a tu recetario, el día de hoy te enseñamos a preparar tres salsas clásicas basadas en la bechamel y te contamos exactamente en qué recetas puedes emplearlas.

Si queréis más información, les sugiero la lectura de la receta Salsa bechamel. Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía. Síguenos en Flipboard para conocer novedosas recetas, actualidad sobre nutrición y gastronomía y nuestras gacetas repletas de ideas y recetas para todos.

Salsa Aurora: La Clave De La Pasta De Karlos Arguiñano

Con el gusto intenso derivado del bacon torrado, en cuya grasa prepararemos la bechamel base de la salsa aurora, les aseguro que con esta receta vais a triunfar. Eso sí, tengo que recomendaros que sirváis este plato en raciones moderadas, pues está tan rico que tenemos la posibilidad de olvidar la carga calórica que tiene. Con esta salsa puedes acompañar cualquier clase de platos, tanto de pasta, carnes, pescados, verduras, incluso puedes substituir la bechamel por esta salsa Aurora.

Si queréis más información, os sugiero la lectura de la receta Salsa de tomate. Para llevar a cabo esta salsa se añaden los 2 géneros de queso a la bechamel y sigue la cocción, hasta que la mezcla vaya medrando, mientras que los quesos se disuelven. Al final y ya con la salsa fuera del fuego, es costumbre añadir un poco de mantequilla, y remover hasta que ésta se disuelva en la salsa. Lo idóneo es realizar la salsa aurora y usarla en el instante para explotar mejor su textura fundente. Ya conoces que una vez fría, se solidifica y es mucho más bien difícil trabajar con ella.

Para hacerla, elaboramos una salsa bechamel clásico y la reservamos en caliente. En otra sartén, freímos 350 g de cebolla picada en brunoise con 2 medidas de cuchara de mantequilla, manteniendo el fuego al mínimo a fin de que no se dore. De igual forma, la salsa aurora marcha muy bien con recetas de verduras gratinadas como la coliflor, el brócoli, reemplazando a la bechamel, y también es buena opción para contemplar unos huevos rellenos de atún con tomate, dándoles una presentación particular. En función de nuestro gusto y del plato en el que la salsa aurora vaya a usarse, agregaremos más o menos proporción de tomate, obtieniendo una aurora más rosada, o mucho más anaranjada, sabiendo el gusto dulce que contribuye el tomate frito a la bechamel. Partiendo de una salsa bechamel clásico que hayamos hecho con 50 g de mantequilla, 50 g de harina de trigo y un litro de leche entera, no vamos a tardar más que cinco minutos en tener lista la salsa Aurora.

Se puede añadir algo de nuez moscada para aromatizarla pero ten presente que el tomate ahora va a dar su gusto. A la grasa final, añadimos harina y leche y removemos con una varilla manual hasta el momento en que la masa vaya espesando . El color rojizo o anaranjado es la característica primordial por la que lo reconocen a este acompañamiento como salsa aurora, puesto que es afín a los rayos del sol que vislumbramos al amanecer. ​🍽️​ Revela muchas más recetas de salsas en La Gourmeteria de El Nacional.