Salsas Con Vino Blanco

Esta pluralidad es muy floral, con ciertos aromas de cítricos. La Guía Peñín puntuó con 89 puntos este Microvinificacions Malvasia De Sitges, lo que hace que valga la pena echarle una ojeada. El vino blanco está indicado sobre todo para llevar a cabo salsas que les van muy bien a platos de pescados y mariscos. Aquí lo empleamos para llevar a cabo una que asimismo lleva tomate y con la que acabamos unos mejillones cocidos al vapor. Caso de que prefiráis otro género de platos pero también con merluza, podéis tirar hacia la merluza en salsa verde y para los niños la clásica merluza rebozada o a la romana.

salsas con vino blanco

Por una parte está la salsa de marisco y por el otro una sencilla salsa que tiene como ingrediente principal a los espárragos trigueros. Creo que puede ser el plato estrella de vuestro menú de Navidad en estas fiestas. Para hacer esta merluza en salsa de vino blanco, primeramente debemos procurar que la merluza sea de calidad e intentamos quitarle todas y cada una de las espinas que veamos. Entonces la ponemos a freír en una sartén con un poco de aceite de oliva y vamos dándole vueltas hasta que se selle la una parte de fuera de las tajadas. La merluza indudablemente se encuentra dentro de los pescados más consumidos a nivel mundial.

Almejas En Salsa Con Ajo, Perejil Y Vino Blanco

Cuando menos aquí, en el norte de España, es muy conocida y es muy habitual verla en las cartas de los sitios de comidas. Un plato del que hay muchas versiones que básicamente se reducen a qué acompañantes se ponen para la merluza. El resto ya es un tanto lo que uno desee, pero lo habitual es poner cosas que queden bien tanto con la merluza como con la salsa.

salsas con vino blanco

El próximo paso para realizar la merluza en salsa, es llevar a cabo la salsa, como resulta lógico. En una sartén ponemos el ajo bien picadito y cuando esté dorado, añadimos la harina que debemos cocinar durante unos segundos para que no de mal sabor a la salsa. En el momento en que hayan ligado con perfección todos y cada uno de los elementos, añadimos algo de perejil picado y removemos. Esta salsa resulta idónea para acompañar a los platos de pasta merced a su exquisito gusto. Hay muchas maneras de elaborar la boloñesa, pero con vino blanco se encuentra dentro de las mucho más sabrosas. El día de hoy poseemos una receta de pescado de las de toda la vida.

Recetas Con Salsas De Vino

Lograras aplicarla a cualquier plato que se te antoje, siempre y en todo momento lo va a llenar de sabor y de un exquisito gusto al paladar. Desde unComo.com te enseñamos cómo llevar a cabo salsa de vino blanco para completar de gusto tus mejores platos. El día de hoy, en Cocina Familiar con Javier Romero, os presento una exquisita receta de pescado que se marcha a convertir en un fijo en vuestras comidas cotidianas. Aun podréis emplear esta receta para poner en la mesa de celebraciones en datas tan señaladas como la Navidad. El plato en cuestión es una merluza con setas y gambas con una salsa con toda la esencia de las gambas. Así que imaginaréis la cantidad de sabores que tenéis en un solo plato.

Ubicamos las tajadas de merluza, las almejas y los langostinos pelados en la sartén de la salsa y lo llevamos todo al horno. Caso de que no tengáis una sartén con mango extraible como la que tengo en el vídeo, lo ponéis todo en una bandejita de cristal por servirnos de un ejemplo. Debemos poseerlo unos 10 minutos a 170º Centígrados y ahora vamos a tener listo este plato de merluza con salsa de vino blanco.

Pasito A Pasito: Piccata De Pollo Con Vino Blanco, Limón Y Alcaparras Y Pasta

Añade una cucharada de harina, la cebolla pochada y el vino blanco. Condimenta, añade un chorrito de nata y cocina unos cuantos minutos. Un vino de Sauvignon Blanc puede ir bien aquí, mientras que haya tenido alguna crianza en barrica, como este Gramona Sauvignon Blanc.

Por una parte la merluza, suave y con esa textura tan interesante. Luego poseemos las gambas que agregarán la capacidad que necesita la merluza, tanto con las propias gambas, como con la salsa que vamos a hacer utilizando el jugo de las cabezas y las pieles. Y finalmente, disponemos unas setas salteadas con ajo y algo de jamón serrano. Con esto vamos a ofrecerle un enorme contraste al plato tanto en sabor como en textura. Esta uva genera vinos blancos muy pesados, de cuerpo completo. Combinará con la salsa mantecosa de manera perfecta, pero probablemente dará más aroma que sabor al plato.

Una vez derretida la mantequilla, añade unos cuantos cucharadas de harina. Mézclalo bien, no dejes de eliminar y no pares hasta el momento en que se lleve a cabo una pasta. Pon una olla a fuego retardado y añade unas 3 cucharada soperas de mantequilla. Cuando se haya evaporado añadimos la salsa de tomate y volvemos a remover. Toca la palabra INSTAGRAM destacada y podrás subir tus fotos de los platos que cocinas y etiquetarme, en relación lo vea las veré y podré ofrecerte mi opinión. Mi Canal de YouTube, en el puedes ver un óptimo número de vídeos con recetas de cocina, suscríbete y recibe las noticias al instante.

El pescado es primordial en nuestra dieta, en ocasiones estamos con el problema de su precio, dependiendo de la zona del mundo hay pescados mucho más asequibles de precio. Aquí en España es la situacion de la merluza, se puede encontrar de varios costes pero las económicas están bien ricas. En un caso así me hice con una merluza de casi tres kilos, un tamaño idóneo que aproveché para enseñaros este plato. Es un tanto costoso, sí, pero en esta vida se tienen la posibilidad de conseguir grandes cosas con algo de esfuerzo. El vino blanco es el que mejor le sienta a las recetas con pollo.