Sopa De Ajo De La Abuela

Porque, aunque no poseas ni la más remota idea de cocina es tan simple y fácil que te quedará exquisita. Con la ventaja de que además se hace en un momento. Si o sí, estoy convencida que va a agradarle al mundo entero. Recibe un email semanal con las novedosas recetas de rechupete. Además, un pimiento verde y otro colorado.

sopa de ajo de la abuela

Laminar el ajo y sofreírlo a fuego despacio 2-3 min. Agregar las carnes y el pimentón, sofreír 30 segundos e integrar el agua o caldo. Todos estaban con curiosidad e interés por comprender de qué forma lo haría el pastor y solicitaron que le llevaran a la dehesa donde se alojaban. El jóven regreso a palacio, les contó a todos que nunca había comido un manjar tan exquisito como el que le había preparado el pastor.

Preparación Final De La Sopa Castellana Receta De La Abuela !

Una vez los hayamos pelado y le hayamos quitado el germen, aplastamos los dientes de ajo con el del costado de nuestro cuchillo. Atencíon pues si el cuchillo es de baja calidad podríamos romperlo. Ahora solo tenemos que ir picándolos como nos enseña el chef Damien en este vídeo. Primeramente, trituraremos los ajos con la picadora.

Utiliza caldo vegetal, elimina el embutido y añade una zanahoria troceada reemplazando al huevo. Se llama asimismo sopa castellana porque es un tipo de sopa típica de la gastronomía de Castilla y la zona leonesa. Este ubicación emplea Akismet para reducir el spam. Aprende de qué forma se procesan los datos de tus comentarios.

sopa de ajo de la abuela

Depende del tamaño de la cazuela, pero con 3 litros llega. Seguidamente, en un cazo a fuego medio ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté ardiente añadimos los ajos y dejamos que se doren un poquito. Después añadimos el jamón serrano cortado y unos cuantos minutos después, el pan de hogaza.

De Qué Forma Llevar A Cabo Sopa De Ajo: Receta De Sopa Castellana Clásico

También llamada sopa castellana, estas sopas de ajo tan fáciles no tienen apenas secreto. Se retira del fuego y se añade el pan duro migado . Ser útil bien calientes en pucheros de barro y comer con cuchara de madera o a sorbos. Cuando hierva se le añade un majao de ajo sin el germen central al que se añade sal, aceite de oliva, un dedal de unto y pimentón .

Y antes de añadir el agua, dejo que se evapore medio vaso de vino. Qué buenos recuerdos con esta receta, las preparaba muy ricas mi madre, pero por el momento no está… la tuya se le parece mucho. Gracias por tus consejos y por realizar esto de la cocina algo simple. Le va realmente bien una hoja de laurel en la cocción.

Sopa De Ajo De La Abuela Juana

Siempre y en todo momento mirando la cazuela para poder ver si ahora estaban listas para cenar. Yo sugiero un buen tazón de sopas de ajo como cena, la primera cucharada de sopa ya mete el calor en el cuerpo. Su toque de ajo y su aroma de pimentón me recuerda a las cenas viendo la tele en la casa de mi prima Miriam. Ahora tenemos el frío a la puerta y la Navidad prácticamente encima.

Tienes que probar otras variaciones de la sopa y dinos cuál es tu preferida. La sopa castellana, también conocida como “sopa castellana”, es una sopa espesa y contundente de la región de Castilla, en España. Esta sopa te hará ingresar en calor en un día frío y es una forma estupenda de aprovechar el pan que te hayan sobrado. A veces un alimento, un fragancia o un sabor nos evoca a recuerdos de infancia, a mi marido le pasa esto con la sopa de ajo. Su abuela se la preparaba cuando era pequeño y cuando está malo o con el cuerpo un tanto indispuesto, tomar una sopa castellana calentita le reconforta el alma.

Dejamos cocinar 5 minutos, corregimos de sal y agregamos los huevos si los hacemos escalfados, lo dejamos unos diez minutos a fuego medio. Esta sopa de ajo, es el más destacable ejemplo de los platos tradicionales de cuchara de toda la vida. Un plato hecho con productos humildes, económicos e inclusive de aprovechamiento, que reconfortan el cuerpo los días fríos del invierno. La yema la ponemos después en todos y cada plato, se cocina con el calor de la sopa.