Sopa De Gambas Y Almejas

Freír las verduras en una cazuela con aceite de oliva. Una vez lo haya hecho añadimos el tomate y hacemos un sofrito. Hay85 calorías en una porción la sopa de gambas y almejas. Sobre la base de aprovechar y hacer eficiente la cocina se crean grandes platos de aprovechamiento, el recetario clásico está plagado de éxitos también de algún fracaso, no es este la situacion. Esta sopa resucita a un fallecido, está exquisita es de mi hermana Toñi una gran cocinera también a la que frecuentemente le pido consejo y con gran acierto.

Arroja la salsa de tomate, rehoga y arroja el caldo. Cuece todo a lo largo de minutos a fuego suave. La sopa de marisco es la receta de Navidad de mi abuela, siempre y en todo momento está en la mesa la noche de Nochebuena, para alegría de los presentes. Con cuerpo, sabor y mucho bicho, es la mejor manera de comenzar la cena. Se puede preparar con algo de antelación -por ejemplo, el día anterior- si poseemos sitio donde guardarla refrigerada, o si en la terraza de casa hace mucho más frío que en el frigorífico, como acostumbra pasar en Asturias. Espera hasta que se abran las almejas.Sirve la sopa bien caliente en un plato hondo y adorna con unas gotitas de nata semimontada y unas hojas de hierbabuena.

Un Primer Plato Ideal: Una Sopa De Marisco Con Caldo Casero

Las batimos bien, pasamos por un colador y reservamos el caldo final. Nuestra receta acepta las variantes que tú desees, puedes añadir trozos de pescado, como rape o merluza, y puedes cambiar el sofrito, agregando tomate o más ajo. Eso sí, lo que importa es que el caldo sea casero y que la sirvas bien caliente.

Las gambas y las almejas presentes en esta sopa tienen un prominente valor nutritivo, pues aportan una buena proporción de proteínas de calidad y su contenido graso es bajo. Pero asimismo hay que decir que poseen una alta proporción de colesterol y purinas. Por ello, aquellas personas que padezcan hiperuricemia o gota van a deber moderar el consumo de esta clase de platos, puesto que el marisco es rico en purinas, que en nuestro organismo se convierten en ácido úrico. Ponemos una cazuela al fuego con algo de aceite de oliva.

sopa de gambas y almejas

Añade las gambas y saltéalas resumidamente. Tiene dentro las almejas y un poco de perejil picado. Coloca la tapa y en el momento en que se abran las almejas, añade los tropiezos a la sopa. Rehoga las espinas de gallo y las cascarillas de las gambas en una cazuela con un chorrito de aceite. Pica la cebolla, el puerro y la zanahoria.

Los 12 Errores Que No Debes Cometer Nunca Con La Sopa

En un cazo cocemos las almejas que previamente hemos tenido en agua durante 2 horas para que suelten la arenilla, las dejamos cocer hasta que se abran, reservamos y colamos el caldo con un paño limpio, reservamos. Finalmente, debemos añadir los mejillones, las gambas peladas y alguna sin pelar ni cocer que hayamos reservado desde el principio, y también ajustar de sal, si bien comunmente el marisco hará que no debamos añadir demasiada. También tenemos la posibilidad de echar alguna guindilla (para esa olla usó tres, y estaba sutilmente picante), tened presente que la guindilla va a ir dando sabor incluso finalizada la cocción, así que mejor no pasarnos. Las chirlas, por si nunca las habéis comprado, debéis de comprarlas frescas y ver que desde el mostrador del pescadero estén bien cerradas. ¿Es bastante esto para distinguir las frescas de las que no? Ya que es difícil de explicar, eso, eso realmente se ve.

Asimismo puedes mandarnos un correo a por la sección de \’Entrar en contacto\’ del blog y te contestaremos lo mucho más veloz posible. Mercado Calabajío se reserva el derecho de publicación de comentarios que contengan nombres de shoppings, tiendas, publicidad o cualquier sospecha de indexación en los buscadores. Para evitar comentarios contenido publicitario y de publicidad no consentida hemos activado un período de manera indefinida en el que los comentarios van a estar pendientes de moderación. Se puede echar mejillones, cigalitas, o lo que lógicamente se quiera, pero siempre y en todo momento justo al final. Yo echo algo de pimiento choricero en el refrito.

Elaboración De La Receta De Sopa De Pescado Con Gambas Y Almejas:

Este desarrollo es conveniente repetirlo múltiples ocasiones, agregando también las colas de rape e incluso dando un golpe de cocción, hasta que observemos que el agua por el momento no coge color por más que trituremos. Para este plato no hace falta añadir cebolla, laurel, etcétera… solo necesitamos el perfume y substancia del pescado fresco. Los platos de cuchara la mayoria de las veces apetecen, y si buscas uno con toque festivo, te proponemos esta receta de sopa de marisco muy simple y casera. Para su elaboración puedes utilizar el marisco que gustes, aunque la combinación de gambas, almejas y mejillones suele ser un éxito garantizado. Y les digo, realmente el plato no proporciona nada nuevo, es una sopa de marisco al empleo sí pero quizás algo coja en ingredientes, eso sí, todo lo mencionado tiene matizaciones.

Comentarios

Se deja otra vez reducir y después se echa todo en un envase de batidora. Se pasa todo por la misma y se reserva el preparado para luego. En una cazuela suficientemente grande se añade el caldo de la merluza, la merluza desmenuzada y el caldo de las gambas y los mejillones, y se deja cocer a fuego muy lento, asimismo vamos añadiendo las almejas en su caldo. Por otra parte, se desmenuzan las cabezas y la piel de las gambas con la batidora, agregando una medida pequeña de agua, que luego colaremos y añadiremos al caldo para ofrecerle color.

En una olla con tres medidas de cuchara de aceite frimos el pescado, las gambas, y los calamares cortados en trozos pequeños, 2 minutos y lo retiramos. Pasar la sopa por un chino y ponerla a hervir adjuntado con las almejas y las gambas peladas. Esperar hasta que se abran las almejas.