Tarta De Fresas Con Nata Y Leche Condensada

La mousse no transporta ni queso, ni leche condensada, solo los elementos básicos, nata montada, y merengue. Quisiera que te haya dado gusto esta tarta fría de nata y leche condensada y que te animes a hacerla, por el hecho de que es una tarta perfecto para el verano muy sencilla y rápida de preparar. Además vamos a poder dejarla lista con antelación y se guarda muy bien en el frigorífico a lo largo de 4 días, lo que es perfecto para cuando poseemos convidados en el hogar.

El resultado es una tarta con una textura mousse muy cremosa y rápida, de gusto despacio y con una presentación fácil y elegante. Esta vez, yo la he adornado con algo de canela en polvo, que a su vez le aporta gusto. Pero si lo quieres puedes acompañarla con virutas de chocolate, sirope de fresa o fruta fría por encima. Esta tarta fría de textura mousse tiene un sabor despacio y delicado.

Paso 5

Esto nos ayudará a desmoldarla de forma considerablemente más simple y nos aseguraremos de que no se nos rompe. A continuación te dejo un vídeo con la elaboración pasito a pasito de la receta, de esta forma no vas a tener excusa para no dejarla lista. Aprovecho para hacerte acordar queen mi canal de YouTubepublico una nueva receta y varios trucos todas las semanas, así que no dudes en suscribirte ya mismo. Tu apoyo es muy importante para proseguir creando contenidos.

Para esta receta es esencial utilizar un molde desmontable, ya que de lo contrarío nos resultaría irrealizable sacar la tarta sin romperla. Yo estoy empleando un molde de 20 cm pero puedes utilizar la medida que poseas en el hogar. Solo recuerda que cuanto mucho más pequeño sea el diámetro del molde, mucho más alta nos quedará la tarta y viceversa. Cuando las galletas estén picadas, llevamos la mantequilla al microondas a lo largo de 20 segundos para derretirla. Ahora mismo, la mezclamos con las migas de galleta.

Rellenamos los aros forrados con acetato y le ponemos por arriba una cubierta de fresa que habíamos reservado. Podemos ponerle unas fresas cortadas en láminas alrededor. Se mete de forma directa al frigo un mínimo de 2 horas o al congelador media hora y después lo pasamos al frigo.

Tarta Facil Y Rapida De Queso Philadelphia

Con textura mousse, esta tarta fría de nata montada y leche condensada muy fácil y rápida de elaborar. Un postre muy elegante y delicado que lograras elaborar sin complicaciones y con antelación. Preparar esta tarta fría de nata y leche condensada es muy fácil y veloz, ya que con unos pocos elementos y en 15 minutos vamos a tener listo un exquisito postre para compartir. Lo mejor de esta tarta fría es que vamos a poder dejarla lista con antelación y se mantiene perfectamente en el frigorífico a lo largo de 4 días. Esta tarta de fresas con nata sin horno, puede glasearse con algo de mermelada de fresas calentada en el microondas que se pone sobre la fruta.

En lugar de galletas puedes usar como base una plancha de bizcocho. Para hacerlo, añadimos una tercera parte de la nata sobre la leche condensada y mezclamos con una espátula de silicona a través de movimientos suaves y envolventes. Es muy importante llevarlo a cabo despacio a fin de que la nata no se baje y nos quede una tarta muy mantecosa. Esta tarta de fresas con nata es muy sencilla, sin horno ni huevos.

Para finiquitar, coge el bote de nata montada y comienza a repartirla por toda la tarta, laterales incluidos, realizando la forma que tú quieras. Pone las fresas enteras y otras partidas a la mitad en la superficie de la tarta. Por otro lado, Coloca la leche condensada y el queso para untar en un bol. Con una batidora eléctrica mézclalo bien hasta el momento en que quede una crema homogénea. Precalentar el horno a 180º y engrasar un molde redondo para 16 porciones. Se disuelve la gelatina en un vaso con agua ardiente de 50 ml y se pasa por la batidora con la leche condensada y 50 gr de fresas.

Tarta De Fresas Para San Valentín

Colocar encima las fresas laminadas y extender leche condensada sobre las fresas. Cuando esté tibia la crema le añadimos las tres cuartas unas partes del zumo con gelatina. Se puede añadir unas hojas de gelatina a la nata y leche condensada. Partir el bizcocho en 3 capas, bañarlas con la mezcla de leches y rellenarlas con la nata de fresa. Cubrir la tarta con la nata y decorar con los fresones , las perlitas y el confeti, terminar la decoración con una boquilla rizada ancha.

El Blog

Leche condensada La Lechera es desarrollada a partir de leche fresca obtenida todos los días. Perfecta para tus postres favoritos, con un gusto único y cremoso. Adecentar los fresones y cortarlos en pedacitos muy pequeños y dejarlos descansar unos 30 minutos con el zumo de las naranjas.

Deja de preocuparte si no tienes uno, porque vas a poder colocar las galletas en una bolsa con cierre zip y aplastarlas con un rodillo hasta el momento en que estén bien picadas. La tarta de galletas con fresas es la tarta típica de todos y cada uno de los cumpleaños que se festejan en mi casa. Si te gusta la fresa prueba a realizar esta receta, te va a encantar. Además, es muy llamativa y queda bien elegante con unas velitas encima. Adornarlo con el resto de la nata montada y los fresones. La mezcla la echamos con una cuchara sopera a las galletas que ya contamos preparadas con cuidado y se mete en el frigorífico media hora.