Tarta De Limón Y Merengue Arguiñano

Con la base de masa ahora fría, la volvemos a poner en el molde. Volcamos la crema de limón, repartiéndola uniformemente, y alisamos la área con la ayuda de una espátula. En este momento requerimos meterla en frío para que coja textura y rigidez. Dejamos que se atempere, tapamos con un largo transparente y reservamos en el frigorífico unas 2 horas. Añadimos de a poco el azúcar y vamos mezclando bien con unas varillas.

tarta de limón y merengue arguiñano

Se hace añadiendo almíbar caliente en vez de solamente azúcar, lo que provoca que se mantenga consistente y bien firme a lo largo de varios días. Deseamos que se cueza, no que se chamusque, por lo que es preferible hornear que quemarlo con un soplete. Retiramos del horno y dejamos que se atempere, para que asiente de nuevo el merengue en la crema. En un bol grande, echamos las claras reservadas y las montamos al lado de 1 migaja de sal. Cuando estén casi montadas, añadimos poco a poco 50 gramos.

Ralla encima de cada copa algo de ralladura de lima y adórnalas con unas hojas de menta. Karlos Arguiñano se ocupa hoy de llevar a cabo el postre y revela que si bien no esté su hermana Eva, a él asimismo se le da bien la repostería. Recordad que la pasta quebrada aguanta con perfección la congelación.

Agrega el licor y el huevo y vuelve a combinar. Incorpora la harina y amasa hasta que hallar una masa compacta. Vertimos la crema de limón sobre la base ahora horneada. Subimos por las paredes hasta conformar un pequeño borde en los laterales que nos servirá para que no se desborde la crema de limón, con 1,5cm de alto será bastante.

Presentación De La Receta Tarta De Limón O “lemon Pie” Elaborada Por Eva Arguiñano:

Este es un postre clásico de la cocina británica y norteamericana, una vez llevada allí la receta por los emigrantes ingleses. Asimismo la encontraremos como “lemon meringue pie” (tarta de limón y merengue), puesto que combina una crema de limón con una buena capa de merengue. Introduce la tarta en el horno y gratínala brevemente hasta el día de hoy en que el merengue se dore. Adorna la tarta con unas hojas de menta. Agregamos poco a poco el azúcar y vamos mezclando bien con unas varillas. Echamos en este momento la harina de maíz y seguimos mezclando, hasta que sea una crema bien homogénea.

Podéis consumirla tibia o fría, como más les agrade. Es una tarta exquisita, que combina el gusto tan característico del limón y la cremosidad del merengue italiano, con ella siempre y en todo momento quedaréis como reyes/reinas en el hogar. El toque final va a ser nuevamente en el horno. Colocamos la tarta en la bandeja central. Ponemos en el horno con la función calor “arriba y abajo”, unos 10 minutos a 180º C, hasta que el merengue comience a tostarse.

Crema De Limón Y Merengue Italiano

No te pierdas estas fáciles recetas a través de Karlos Arguiñano que dejarán pasmados a tus comensales. Con un soplete decoramos la parte alta del merengue para ofrecerle color, si no disponemos soplete podemos meter la tarta al horno durante 5 minutos con el grill encendido. Incorporamos la yema y la leche mezclando con una varilla o afín hasta que quede una masa traje. He hecho el día de hoy la tarta de limón y fué todo un éxito. Mejor no, se quedaría blanda la base. En lo que se refiere al merengue, hemos usado el “merengue italiano”, más brillante y consistente que la lengua francesa o el suizo.

Ubicamos la masa sobre un papel de horno y la pasamos al molde metálico, ajustándola al mismo. Recortamos si nos se destaca, y pinchamos la base de la masa con un tenedor, para que de esta manera no se hinche una vez en el horno. Corta la parte inferior y superior de los limones para crearles 2 bases de manera que se logren sostener de pie. Córtalos en el medio y exprime 2, teniendo bastante cuidado de que no se les rompa la piel.

Tartaleta De Crema De Limón Y Merengue

Mantén el zumo en el exprimidor y vacíalos con mucho precaución. Si bien venden pasta quebrada, por si acaso deseáis hacerla vosotros mismos, aquí les dejo los ingredientes y la elaboración de la pasta quebrada. Podéis cambiar la base de la galleta por unos bizcochitos de soletilla, o cualquier bizcocho de vainilla o limón, queda muy bien asimismo. Colamos para eliminar los trozos enormes de la piel de limón que hayan quedado. Ponemos la masa en el fondo del molde y vamos esparciéndola por el fondo y paredes. Combinamos en un bol la harina, la levadura, azúcar glas hasta el momento en que se integren todos y cada uno de los ingredientes.

Un Postre Excelente, La Crema De Limón Con Merengue De Karlos Arguiñano

Pero bueno, no desesperáis antes de hacerla, pues os aseguro que merece bastante la pena el trabajo de hacerla y la espera para degustarla. Pon las claras en un bol y móntalas con una batidora de varillas eléctrica, añade el azúcar y sigue montándolas. Pasa la mezcla a una cazuela y cuécela a fuego despacio hasta el momento en que espese. Retira la cazuela del fuego, añade 25 g de mantequilla y revuelve a mezcla que quede la mantequilla quede bien dentro en la crema.

En el blog encontraréis la receta para elaborar la masa quebrada sin complicaciones. Otra alternativa para acortar el tiempo de preparación es obtener una masa ya lista, que bastará con hornearla el tiempo preciso. Corta la parte de abajo y superior de los limones para crearles 2 bases de forma que se puedan mantener parado.

Retírala y deja que se temple un poco. Pone las copas en una bandeja de horno y gratínalas en el horno. Ponemos el merengue sobre la crema de limón o con una manga pastelera dando la forma que queramos, o esparciéndolo con el dorso de una cuchara. Con un robot de cocina pulverizamos el azúcar con la piel de limón.