Tarta De Queso Y Fresas Sin Horno

Regresa a batir hasta el momento en que la textura quede despacio y uniforme. Para la cobertura de esta tarta vamos a elaborar una mermelada o salsa de fresas. Puedes usar también cualquier otro género de fruta. Los frutos colorados también van muy bien.

tarta de queso y fresas sin horno

Y sus platos siempre son bien recibidos, porque con sus imágenes pasito a pasito, alguno puede atreverse a cocinar. Colabora en Pequerecetas y también puedes proseguirla en su blog Cocinando entre Olivos. En un cazo verteremos las fresas con el jugo de un limón. Vamos a dejar cocer a fuego medio unos 20/30 minutos una vez transcurrido este tiempo le echaremos el azúcar y volveremos a poner a fuego un poco más alto unos 40 minutos. Aunque les parezca muy aguada al comienzo según va reduciendo en el momento en que la mermelada se enfría tiene una consistencia mas densa.

Tarta De Queso Con Fresas (receta Simple Sin Horno)

Cuando el puré de fresa se enfríe (un poco templados está bien), calentar la gelatina en el microondas en incrementos de 10 segundos, revolviendo entre sí, hasta que se derrita y quede despacio. Integrar la gelatina derretida en la mezcla de fresas y revolver bien para combinar. Dejar la mezcla a un lado para que continúe enfriándose mientras se trabaja en el resto de la receta. Tritura las galletas María en un procesador o aplastándolas en una bolsa. Luego, colócalas en el molde donde harás el cheesecake de fresa simple y arroja sobre ellas la mantequilla.

tarta de queso y fresas sin horno

En otro bol le agregamos los 100ml de nata para montar, lo batimos y en el momento en que comience a montarse le añadimos 15g de azúcar, proseguimos montando hasta que quede una textura espesa. Le vamos agregando poco a poco la mezcla de fresas y queso crema, sin dejar de batir. Una vez todo mezclado cogemos el molde de el frigorífico y le volcamos la mezcla. Y lo dejamos reposar mínimo una hora en el frigorífico, para que la masa coja consistencia.

Como Llevar A Cabo Mermelada De Fresa Casera

De forma rápida lo añadimos a la cazuela donde disponemos la crema de queso, mezclamos bien a lo largo de 2 ó 3 minutos y apartamos del fuego. Después, echamos agua fría en un envase y metemos aquí las hojas de gelatina a humectar al menos 15 minutos. Y finalmente agregamos las fresas con gelatina y volvemos a batir hasta que nos quede una mezcla un poco densa. Ahora vamos a poner a hidratar la gelatina en agua friísima y mientras vamos a poner en un cazo a fuego las fresas limpias y cortadas, junto con el agua y el azúcar y vamos a llevarlo a ebullición. Eso sí, lleva mucha leche condensada, y aunque yo pensaba que sería bastante dulce, no lo es para nada, ya que el zumo de limón, le resta dulzor y le da un toque cítrico que conquista. Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir, podéis hacerla asimismo el día previo.

Sin dejar de remover y a fuego despacio vamos a combinar bien hasta que tengamos una crema homogénea y sin grumos. Seguidamente, dejamos el molde con la base de galletas en el congelador, mientras que elaboramos el próximo paso. Esta tarta de queso mascarpone con fresas sin horno, es una tarta muy refrescante que cautivará al que la pruebe. Dejaremos enfriar una hora y ya va a estar lista para degustar. Por el momento no querréis más mermelada de la que venden porque esta tiene un gusto increíble. En el momento en que se prueba, vais a acompañar todas y cada una vuestras tostadas y postres con vuestra propia mermelada.

Lo destacado de esta receta de cheesecake de fresa con gelatina es que puede hacerse sin horno y de forma muy fácil, ya que solo tendrás que aguardar a que se refrigere. ¿Quieres estudiar cómo prepararlo? Descubre cómo hacer cheesecake de fresa sin horno y goza. ¿Buscas un postre dulce, simple y refrescante?

Comparte Esto:

Son un preparado en forma deshidrata, en polvos que se usa para realizar cuajada o mas bien un postre lácteo similar a la cuajada solo con añadir a leche caliente. Los que yo compro se comercializa en un paquete que tiene dentro 16 sobres de 12gr cada uno. Para la receta de la tarta de queso solo vamos a emplear 2 sobres de 12gr o sea 25gr de cuajada en polvo. Os dejaré los nombres mucho más populares para estas tartas de queso tan famosas y deseables para todos. No existe quien se pueda soportar a un pastel de queso o a la conocida cheese-cake New York , que haremos muy pronto en el blog. Y un largo… etcétera de recetas elaboradas con queso como el ingrediente primordial.

Pasos De La Receta

Funde los trozos de chocolate blanco a baño María o en el microondas. Integra el chocolate en la crema final de la mezcla previo y bate bien para que el chocolate se revuelva. La cuajada en polvo es un preparado que está en cualquier autoservicio y con el que se puede llevar a cabo un postre lácteo que imita a la cuajada de verdad, a la natural. Y ahora cuéntame tú ¿Cuál es tu tarta de queso preferida?

Categoría De Recetas

Tomamos el molde y lo desmontamos, cogemos la base y lo cubrimos con papel vegetal, cogemos la parte superior del molde y la ajustamos a la base haciendo que el papel vegetal quede cogido. Así la base de la tarta no se va a quedar pegada al molde. En un tazón mediano, batir la nata montada y el azúcar glass con una batidora eléctrica hasta que se formen picos rígidos.